Noticias

El polideportivo Ispilla amplía su oferta de 2016 con 'electrofitness'
16/01/2016 - «Lo ideal es utilizarlo como complemento», dice Fermín Urtizberea Se lleva a cabo con un traje de estimulación eléctrica muscular en sesiones de 35 minutos

l polideportivo Ispilla amplía su oferta de 2016 con 'electrofitness', una actividad que se lleva a cabo con un traje de estimulación eléctrica muscular, en sesiones de 35 minutos. «Con una vez a la semana se consiguen estupendos resultados», dice Fermín Urtizberea, responsable del nuevo servicio. «Lo ideal es utilizarlo como complemento», añade. La nueva disciplina deportiva fue presentada ayer en Ispilla por el propio Urtizberea y el alcalde de Zumarraga. «Este nuevo servicio es de vanguardia, es el que está pegando fuerte. Es complementario a otras actividades deportivas como la musculación u otros entrenamientos», dijo Mikel Serrano. «Nuestro reto es ir mejorando la calidad del servicio deportivo y ampliarlo», añadió.

El electrofitness se basa en «la electroestimulación. No es algo nuevo ya que se ha utilizado siempre en los procesos de rehabilitación. La novedad está en que ahora también se utiliza como método de entrenamiento y que se hace en el cuerpo completo en vez de en un músculo concreto», explicó ayer Urtizberea. «Se trabajan los principales músculos del cuerpo simultáneamente y llegamos a fibras profundas, cercanas al hueso. Se consigue una excelente tonificación».

Fitness del siglo XXI

El fitness del siglo XXI, como lo denomina Urtizberea, requiere que el usuario se coloque una especie de chaleco con sus electrodos incorporados, que debe ser humedecido «para una mejor transmisión» del impulso eléctrico. Se puede elegir entre tres programas «tonificación, cardio y masaje. También existe la posibilidad de combinarlos. Dependiendo de los objetivos de cada persona se utiliza de una manera u otra y siempre se termina con masaje». El entrenamiento es «completamente personalizado». Antes de comenzar se «realiza un test. Cada persona trabaja en función de sus tolerancias».

El coste de una sesión individual de electrofitness es de 40 euros (la de prueba cuesta 20 euros). También existe la posibilidad de adquirir un bono de cuatro sesiones por 140 euros o uno de diez sesiones por 300 euros. «Los abonados de Ispilla tendrán un 25% de descuento», adelantó el alcalde. El mismo descuento tendrán los abonados del polideportivo Bikuña de Legazpi, ya que, como recordó Serrano, se ha recuperado el convenio que permite a los abonados de los polideportivos de Zumarraga y Legazpi hacer uso indistintamente de ambas infraestructuras.

click aquí

MARISOL FERNÁNDEZ


DIRECCIÓN

  • Polideportivo Manteo
  • Calle de Rodil, 8
  • 20.013 Donostia-San Sebastián





  • Polideportivo Zumarraga
  • Av. Urdaneta, 1
  • 20.700 Zumarraga







  • Usabal kiroldegia
  • Usabal, 25A
  • 20.400 Tolosa

CONTACTO